martes, 20 de junio de 2017

Los apóstoles de Linneo (y XVI): Andreas Berlin y Adam Afzelius

Adam Afzelius (Carl Frederik von Breda, 1802)
Andreas Berlin nació en una granja del centro-este de Suecia, en la antigua provincia de Ångermanland, el 20 de mayo de 1746. El 13 de febrero de 1765 se inscribió en la Universidad de Upsala, donde estudió botánica con Linneo y medicina. En 1770 recibió una beca que le permitió viajar a Londres.

lunes, 12 de junio de 2017

Papá da de comer a los polluelos

Este fin de semana, la pareja de picapinos ha estado muy atareada (y esta mañana a las 7 ya estaban los dos a ello otra vez). Durante todo el día se turnan para alimentar a los polluelos. Aquí tenemos al padre en uno de sus turnos.


viernes, 9 de junio de 2017

Zoo de fósiles: Limusaurus, el dinosaurio del fango

Escucha el podcast
Hace unos ciento sesenta millones de años, a finales del Jurásico, el clima global era cálido. La formación de Shishugou, situada en el margen occidental del desierto de Gobi, en el noroeste de China, era por entonces una región boscosa con inviernos secos y veranos lluviosos debido a la influencia de los monzones. Grandes araucarias cubrían con su sombra un sotobosque de coníferas, colas de caballo, helechos y helechos arborescentes. Shishugou significa "el valle de los árboles de piedra", por los troncos petrificados que se han encontrado allí. En la zona habitan dinosaurios, pterosaurios, mamíferos, cocodrilos, tortugas y anfibios. Junto a una pequeña cadena de montañas con volcanes activos hay una zona pantanosa. Cuando un volcán entra en erupción, la lluvia de cenizas forma un fango viscoso que se acumula en los pozos que crean los pisotones y chapoteos de los grandes dinosaurios. Otros animales más pequeños quedan atrapados en el fango y se hunden debido al paso de nuevos dinosaurios y a los intentos de escapar de las nuevas víctimas. Algunos depredadores también caen en la trampa al intentar aprovecharse de la comida fácil. Así se formaron en este yacimiento acumulaciones verticales de esqueletos de entre uno y dos metros de profundidad.

martes, 6 de junio de 2017

Los picapinos ya tienen familia

Ha pasado casi un mes desde que descubrí a un pico picapinos haciendo su nido cerca de mi casa. Desde entonces, lo he visto poco. Alguna tarde/noche he vuelto a ver la cabeza asomando por el agujero del nido, y una mañana al salir a trabajar lo soprendí buscando comida en un árbol cercano.

Ayer, cuando volvía del trabajo, al pasar por el árbol llegó el pájaro volando y se posó junto a su nido. Subí a casa, cogí la cámara y regresé. No me costó mucho dar con él.