miércoles, 18 de diciembre de 2013

Una nueva especie de tapir

Escucha el podcast
(Tercera contribución de El neutrino a la XXVII Edición del Carnaval de Biología, organizada por La Aventura de la Ciencia)

Hasta ahora, conocíamos cuatro especies de tapir: una en Asia, el tapir malayo, y tres en Sudamérica, el tapir andino, el tapir norteño y el tapir amazónico. Hasta ahora, porque acaba de publicarse el descubrimiento de una quinta especie, la primera descubierta desde 1865, y el primer gran mamífero terrestre nuevo desde el descubrimiento del saola en 1992.



El nuevo tapir ya era conocido por los indígenas paumaríes y caritianas, que viven en el oeste del Amazonas; incluso se conserva desde hace un siglo un espécimen de esta nueva especie en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, un cráneo parcial y una piel recolectados por la expedición Roosevelt–Rondon, dirigida por el expresidente estadounidense Theodore Roosevelt y el mariscal brasileño Cândido Rondon entre 1913 y 1914. Pero los zoólogos consideraban que tanto ese ejemplar como otros observados después eran sólo una muestra de la variabilidad del tapir amazónico (Tapirus terrestris).

Sin embargo, los nuevos estudios anatómicos y genéticos han revelado que se trata de una nueva especie, bautizada con el nombre de Tapirus kabomani, del nombre que recibe el animal, Arabo kabomani, en la lengua paumarí.

Un tapir amazónico en el zoo de Cottbus (Alemania)
Nótese la mancha blanca en la garganta.
¿Podría ser una hembra de la nueva especie?
(CC-BY-SA-3.0 Redrobsche 2011)
Podríamos llamar a la nueva especie tapir pigmeo, ya que es el tapir viviente más pequeño: 130 cm de longitud, 90 cm de alzada y 110 kilos de peso. Ha desbancado al tapir de montaña, que pesa entre 150 y 225 kilos; y es mucho menor que el tapir amazónico, con el que se le confundía, que alcanza los 300 kilos de peso. Se distingue además de este último por su pelaje más oscuro, gris o pardo, crin más corta, frente más ancha y patas más cortas. Las hembras son mayores que los machos, y presentan una mancha clara en la garganta, entre el mentón, la base de las orejas y el cuello. Habita en zonas de mosaico de bosque y sabana de los estados brasileños de Amazonas, Rondonia y Mato Grosso, y del departamento colombiano de Amazonas. Es posible que se extienda también hacia el este, por el sur de la Guayana Francesa y el estado brasileño de Amapá. Se alimenta de las hojas y los frutos de varias especies de palma. Recién descubierto, ya está amenazado por la intensa deforestación que sufre su hábitat.

El estudio comparativo entre las especies de tapir realizado para la identificación de la nueva especie arroja además otra sorpresa. Según sus resultados, la nueva especie se separó de la rama que conduce al tapir amazónico y al tapir andino hace entre 650.000 y 250.000 años. Pero en esta rama, las cosas no están tan claras. Hay una población de tapir amazónico en Ecuador y Perú que parece más emparentada con el tapir andino que con las demás poblaciones de tapir amazónico. Debería por tanto considerarse una especie diferente. Aunque los autores concluyen que son necesarios más estudios para estar seguros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada