miércoles, 9 de junio de 2010

¿Un mini agujero negro de laboratorio? Ni de lejos.

El pasado viernes, el diario ABC publicó en su sección de Ciencia una noticia con el siguiente titular: Científicos chinos crean un agujero negro artificial. En la noticia se recuerdan los temores apocalípticos al acelerador LHC y se afirma tendenciosamente que los científicos han "provocado la aparición del agujero", cuando lo único que han hecho es fabricar un "absorbente electromagnético omnidireccional de microondas". O sea, un cuerpo negro, que no es lo mismo que un agujero negro.
Un agujero negro es una región del espacio-tiempo con un campo gravitatorio tan enorme que ninguna partícula material puede escapar de ella. No es esto lo que han fabricado los científicos chinos de la Universidad de Nanjing. Lo que han construido, como especifican claramente en la publicación original en la revista New Journal of Physics (An omnidirectional electromagnetic absorber made of metamaterials), es un cuerpo negro, un objeto que absorbe todas las ondas electromagnéticas que inciden sobre él; no tiene ninguna de las características gravitatorias que definen un agujero negro. El dispositivo sólo funciona por ahora en el rango de las microondas, pero es un avance tremendo, puesto que el cuerpo negro, hasta ahora, era sólo un objeto teórico, ideal.
La única alusión a los agujeros negros en la publicación original es la frase "and the wave trapping and absorbing properties simulate, to some extent, an 'electromagnetic black hole.'" (y las propiedades de absorción y captura de ondas simulan, hasta cierto punto, un 'agujero negro electromagnético'). Hay un gran trecho entre decir que ciertas propiedades simulan, hasta cierto punto, algo (y además, entrecomillado y calificado con el adjetivo "electromagnético"), y decir que se ha creado ese algo. Pero, como suele decirse, "no dejes que la realidad te estropee un buen titular". Aunque el sensacionalismo termine por ocultar la verdadera importancia de la noticia.
Mucho mejor lo explica El País de ayer, aunque tampoco se resiste a incluir el agujero negro (electromagnético y entrecomillado) en el titular: Un 'agujero negro' electromagnético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada